957 611 853 info@inmocodix.com 9:00-14:00, 17:00-20:30

Diferencias entre una hipoteca fija y una hipoteca variable

Por en Blog con 0 Comments

Probablemente sea la pregunta del millón de cuantas personas van a adquirir en el año 2021 su primera vivienda y a la hora de gestionar la financiación no saben exactamente las diferencias entre un tipo de hipoteca y otra.

Desde Inmocodix Soluciones Inmobiliarias nos gustaría poder a solventar esta duda para muchos…

Las hipotecas varían según el euríbor. Este indicador depende de la situación de la economía europea. La principal diferencia entre contratar una hipoteca fija o variable en 2021 es la siguiente. La hipoteca variable en cada revisión del euríbor (normalmente cada seis meses) se ajustan los intereses de ese préstamo. Sin embargo, en las hipotecas fijas, el nivel del euríbor solo te afectará al contratar el préstamo. Luego serás inmune a sus variaciones.

Las hipotecas a tipo de interés fijo dan mayor seguridad en el sentido de que tienes más claro lo que tendrás que pagar en el futuro. Otro apunte importante es que en ambos casos, el diferencial de la hipoteca que acordamos con el banco a la hora de firmar la hipoteca no varía.

No obstante, la gran diferencia entre una hipoteca a tipo fijo y otra a tipo variable son los intereses a partir del segundo año, ya que es cuando empiezan las revisiones de la segunda. Con la hipoteca fija pagarás más en intereses y comisiones desde el principio, pero evitarás las revisiones del tipo de interés de hipoteca.

Así, con la hipoteca a tipo variable pagarás menos por intereses al principio del préstamo y menos comisiones, pero sabes que los intereses solo van a poder subir debido a que actualmente el euríbor está en mínimos históricos.

Con una hipoteca a tipo variable pagas menos intereses al principio del préstamo y menos comisiones, pero sabes que los intereses solo pueden subir debido a los mínimos históricos del euríbor que hay actualmente.

Para hacerte una idea más exacta, según los datos del INE a octubre de 2020 relativos a las hipotecas constituidas sobre viviendas, el tipo de interés medio fue del 2,47% (2,51% en octubre de 2019) y el plazo medio de 25 años. Si se trata de hipotecas a tipo variable, el tipo de interés medio al inicio (primer año) era del 2,19%, mientras que el tipo de interés medio de una hipoteca a tipo fijo era del 2,85%.

Otro aspecto importante de la estadística del INE es que refleja como con el paso del tiempo sigue incrementándose el número de personas que contrata hipotecas fijas (en detrimento de las variables). En concreto, a fecha de octubre de 2020, el 48,9% de las hipotecas contratadas fueron a tipo fijo.

Hipoteca fija  Hipoteca variable
  Interés elevado al principio (2,85%)   Interés bajo al principio (2,10%)
  Cuota invariable   Cuota revisable cada 6/12 meses
  Plazos de amortización más cortos   Plazos de amortización más largos
  Comisiones más altas   Comisiones más bajas
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *